Institucional: Nuestra historia

El 12 de setiembre de 1999, sería la fecha que consagraría a Gonzalo “Gonchi” Rodríguez como piloto a nivel internacional, sin embargo por un revés del destino el 11 de setiembre durante pruebas de clasificación en el circuito de Laguna Seca, en Estados Unidos, Gonchi perdió la vida, y así se rompió la ilusión de 3 millones de uruguayos y cientos de seguidores y compañeros que había dejado por el mundo.

Meses después Maria Fernanda “Nani” Rodríguez, su hermana menor, decidió intentar revivir la ilusión y devolver el amor que todas esas personas le dieron a Gonzalo durante su carrera, creando una Fundación que lleva su nombre y que busca mantener vivo su espíritu y legado.

La Fundación Gonzalo “Gonchi” Rodríguez fue creada en octubre de 2000, por iniciativa de Nani, amigos y fanáticos de Gonzalo, que creyeron que lo logrado por Gonchi hasta ese momento no podía ser olvidado y que con su misma fuerza se podía trabajar para crear un mundo mejor para las futuras generaciones.

La primera actividad que concretó la Fundación fue un gran homenaje a Gonzalo, a través de la realización de la Copa Gonzalo Rodríguez – Master Kart en enero de 2001, en la que participaron destacados ex - pilotos de Fórmula 1, Indy, Superbikes, Le_Mans, F2 Internacional y TurínCar como: Emerson Fittipaldi, Clay Regazzoni, Arturo Merzario, Giovanna Amatti, Tamara Vidali y Wilson Fittipaldi, entre otros.

Deporte
Inspirados en el espíritu deportivo de Gonzalo y sabiendo que el deporte es una forma de integración e inclusión social, la Fundacion Gonzalo Rodríguez utilizó al mismo como una herramienta de educación en valores, e inició el programa “Deporte para Todos”. La Fundación articuló un plan de trabajo junto a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y el Ministerio de Deporte y Juventud de Uruguay, con el que se buscó apoyar los procesos de enseñanza y aprendizaje que se desarrollaban dentro del ámbito escolar y desde una perspectiva de Derechos, beneficiando en forma gratuita a cientos de niños, niñas y jóvenes de todo el país.

En el marco del programa “Deporte para todos”, se desarrollaron siete subprogramas que basaron su accionar en la promoción del deporte en centros educativos. En forma complementaria, se colaboró con la comunidad toda, ofreciendo actividades deportivas que atendieron las necesidades psicofísicas detectadas en cada contexto.

Todos los programas utilizaron la recreación y la expresión como herramientas educativas, apoyando la educación integral de los niños a través de profesores de educación física, artistas plásticos y psicólogos.

Luego de 7 años de trabajo, “Deporte para Todos” logró que la educación física llegara a beneficiar en forma gratuita a más de 15.000 niños de escuelas públicas de diferentes puntos del Uruguay y colaboró para que el gobierno decretara por ley la obligatoriedad de la enseñanza de la educación física –que hasta el momento solo atendía al 8% de la población escolar - en los centros de enseñanza primaria de todo el país, a partir del año 2009.

Seguridad Vial
Latinoamérica y el Caribe (LAC) sufre uno de las peores índices de fallecidos en siniestros de tránsito per cápita del mundo: 17/100 mil habitantes, siendo los traumatismos causados por el tránsito la principal causa de muerte en los niños de 5 a 14 años de edad. Sin embargo, hasta el año 2007 la seguridad de los niños como usuarios de las vías no era un tema incluido en la agenda de los gobiernos de esta región.

En dicho contexto, la Fundación Gonzalo Rodríguez decide abordar desde la sociedad civil un tema prioritario para la salud pública, iniciando entonces EDU-CAR: Plan de Seguridad Vial Infantil por los niños. Este surge como un plan piloto para ser implementado en Uruguay, con proyección e interacción internacional, que contó con el apoyo técnico y financiero de agentes internacionales de primer nivel como, la Fundación FIA y el Fondo para la Seguridad Vial del Banco Mundial.

EDU-CAR tuvo por objetivo proteger a los niños de hoy y educarlos como los conductores de mañana, promoviendo un cambio cultural en nuestra sociedad, que valore y respete comportamientos seguros en el tránsito en relación a los mismos.

Inicialmente fue un plan pensado para concluirse en 4 fases de trabajo: investigación, capacitación, incidencia y réplica a nivel regional. Sin embargo, el trabajo de investigación llevó a que incluyeran otras áreas de trabajo que no estaban previstas originalmente, como Transporte Escolar y vehículos más seguros.

América Latina se ha convertido en un mercado automotriz muy importante y fuente de producción de vehículos, a la vez que experimenta altos niveles de siniestros de tránsito y lesiones graves, por lo que en el año 2010 durante la 1ª Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Vial organizada en Moscú, se recomendó la creación de Programas NCAP regionales. Latin NCAP es el primer programa independiente que se estableció en una de las regiones recientemente motorizadas a nivel mundial, lo cual constituye un paso histórico en la disponibilidad de información al consumidor sobre crash tests. La Fundación Gonzalo Rodríguez jugó un rol fundamental en la creación del programa actuando como Secretaria del mismo. Durante la Fase Piloto del programa de tres años, se trabajó para establecer el programa en la región. Luego de concluida esta primera etapa, la Fundación junto a la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y su Fundación, International Consumers Research and Testing y el Banco Interamericano de Desarrollo invitaron a otras organizaciones a unirse al programa. En 2014 Latin NCAP fue establecida como una entidad legal, constituida por varias organizaciones internacionales relacionadas con la Seguridad Vial. La Fundación Gonzalo Rodríguez presidió el Directorio de la organización hasta 2017.

Hoy la Fundación Gonzalo Rodríguez se ha convertido en una organización latinoamericana de referencia en seguridad vial, con oficinas en Argentina, Chile y Uruguay; e implementando proyectos en varios países de la región.

  • Compartir: